La Escuela Pública

La Escuela Pública es la que asegura la educación de toda la población, esté donde esté y tenga las capacidades que tenga. No selecciona ni discrimina a nadie. Es la única que llega a todos los rincones de nuestro territorio. La Enseñanza Pública es la única que garantiza la igualdad de oportunidades, la cohesión social, la superación de desigualdades, el progreso de la persona y de la sociedad y no de unos pocos. Los recortes en educación pública está empeorando las condiciones de trabajo del profesorado y del resto de trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, reducen salarios, aumentan la jornada laboral, incrementan el número de alumnos y alumnas por aula, reducen plazas y grupos, eliminan personal, hacen desaparecer diversos programas de ayuda y refuerzo al alumnado, disminuye becas… Imponen subida de tasas universitarias, incremento en las matrículas. Todo esto perjudica gravemente a la juventud y principalmente a la más débil, a la que necesita una atención más individualizada y de refuerzo educativo. Estos recortes van a afectar a la oferta educativa en los bachilleratos y a la Formación Profesional. Con los recortes a la Escuela Pública se está condenando al paro absoluto, al subempleo o a la emigración a miles de enseñantes y de jóvenes. Se está despilfarrando la mayor riqueza de nuestro país, sus maestros y sus jóvenes. Estas decisiones adoptadas por el Gobierno del PP están destruyendo paso a paso y con firmeza, sin escuchar a nadie, el Estado del Bienestar en construcción. A esta destrucción, el PP, le viene a añadir una nueva Ley de Educación (LOMCE) que supone debilitar la enseñanza pública para que prepare a los hijos e hijas de la clase trabajadora y le enseñe a trabajar mucho por poco dinero y con una formación muy débil para que no puedan ser críticos con la situación en la que van a vivir, haciéndolos cada vez más sumisos. Refuerza la enseñanza privada porque en ella van a preparar a las futuras élites que deberán gestionar la política y la economía. También va a permitir que el capital privado busque en este sector, al igual que en la sanidad, los beneficios que ya no encuentra en el ladrillo. Estamos a tiempo de seguir uniendo nuestras fuerzas, porque somos mayoría, para luchar contra estas injusticias. Participemos de manera activa en la Huelga General del 24 de octubre, acudamos a las manifestaciones que se van a celebrar en cada capital de provincia ese mismo día a las 18 h y votemos, si no lo hemos hecho ya, en contra de los recortes y de la LOMCE entrando en www.consultaciudadanaporlaeducacion.org. ¡Sí se puede luchar y defender lo público!

Leocadio Fernández García-Maestro de Escuela Pública