A los que creen que abstenerse sirve a sus intereses

Es muy sencillo. En España hay inscritas unas 36 millones de personas. Estas personas eligen a 54 parlamentarios europeos. Si votaran todas las personas, groso modo, el precio de cada parlamentario saldría a casi 700.000 votos, si esto fuera una democracia directa, que no lo es. Pero para el ejemplo de la explicación nos puede servir. Pues bien. Se calcula que van a ir a votar apenas la mitad de electores, lo cual se traduciría en que cada parlamentario costaría algo más de 300.000 votos. Barato, ¿eh? Y en términos de calidad democrática no digamos.

Expongámoslo de otra manera. A los partidos grandes les conviene, precisamente, que usted no vaya a votar. Cuanta menos gente acuda a la urna más barato les sale el escaño. Usted, eso sí, pensará que ha hecho un gesto importante despreciando la oportunidad de ir a las urnas. “No se merecen mi voto”, pensará. Creerá que su heroica decisión hará temblar los pilares del sistema y que, a partir de ahí comenzarán a solucionarse –por arte de magia- todos sus problemas. Pues no, mire usted. Más bien ocurrirá todo lo contrario. Porque a nadie va a interesar los motivos por los cuales usted se ha abstenido. ¿Quién interpreta las razones de cada una de las personas que no han votado? Una portada, un par de editoriales y en una semana el olvido más disimulado. La mayoría silenciosa, que diría Rajoy. La misma que sufre en silencio los recortes de derechos y libertades. Eso sí, todo muy respetable porque todo el mundo tiene derecho a hacer con su no voto lo que le venga en gana.

Porque verá usted. Los escaños se reparten entre los votos emitidos. Si se han emitido 18 millones como si se han emitido 10. Los 26 millones de personas que se hayan abstenido, sencillamente serán despreciados para la atribución de los escaños. O sea. No cuentan lo más mínimo. Simplemente habrán actuado como más les conviene a los partidos que sean respaldados mayoritariamente, es decir, PP y PSOE. O sea, seguramente, aquellos mismos partidos a los que usted, con su gesto de abstención, habría pretendido castigar. Pues bien ¿sabe usted por el contrario lo que habría conseguido con no ir a votar? Premiarles con el abaratamiento del escaño, que además, tiene un plus con la famosa Ley D’hont que recompensa a los más votados. O sea, al PSOE y al PP. O sea que al abstenerse usted habrá votado contra usted.

Su gesto heroico se habrá convertido en un apoyo implícito, de primer nivel, a quienes le han estado fastidiando la pensión, la universidad, el trabajo, la sanidad, la vivienda, la calidad democrática y hasta las libertades. Y no crea que esas cosas no se deciden allá, en Europa. Al revés. Las decisiones de aquí llegan ya condicionadas por las decisiones de allí. ¿Percibe usted que las cosas son lo contrario de lo que parecen?

Convénzase y vaya a votar. No se abstenga. Mire por sus intereses y vote a Izquierda Unida que es la que defiende las cosas que a usted, como trabajador, como pensionista, como estudiante, como hija o como madre más le conviene. Y no regale el don precioso de su voto. Su voto tiene el poder de la gente. Ni una sola persona desempleada sin votar. Ni una sola desahuciada. Ni un solo estudiante sin beca se quede en casa. Desde el sofá nada cambiará. Anímese y vote. Y verá que sí se pueden remover los pilares del sistema con el poder de su voto. Somos gente, somos millones y ahora tenemos el poder.

Mira este vídeo: “Haz que no se repita la misma historia”. Te lanza un mensaje para que no despiertes y vuelvas a ver que nada, nada, ha cambiado. Y que todo se repite como el el día de la marmota. https://www.youtube.com/watch?v=_oPuWQKgK_8

O mira este otro en el que te dicen que desde el sofá no se cambia nada. https://www.youtube.com/watch?v=FnelGY0vY2w Y pasan por delante de ti las decisiones que te afectan y son otros las que las toman porque tú, has decidido ese día quedarte en el sofá.

O este https://www.youtube.com/watch?v=_sCH9S0X040 en defensa de la educación pública.

O este https://www.youtube.com/watch?v=NBgdouuOwNQ que te habla del derecho a volver a tu casa con tu gente.

Mírate en la web de Izquierda Unida www.izquierda-unida.es que están colgados varios cortos –algunos cortísimos, de apenas 20 segundos- en los que se trasmite el voto que te conviene y las razones por las cuales debes movilizar tu poder.